The talking bit

A blog about programming, mainly PHP, and maybe other things


Project maintained by franiglesias Hosted on GitHub Pages — Theme by mattgraham

Junior (Blogtober2019)

por Fran Iglesias

Mi compañera y manager en Holaluz Mavi Jiménez va a hacer un dibujo cada día del mes sobre una palabra propuesta en twitter. Y aquí vamos a intentar escribir un post por cada una de ellas.

Junior

El paso de Junior a Senior es uno de los misterios de la profesión de developer. O, a lo mejor, es simplemente un problema sin solución. Sin solución de continuidad, quiero decir: un día te percatas de que hay un cierto consenso en tu entorno como para poder considerarte como profesional senior, incluso hay veces que lo llegas a creer. O vaya usted a saber.

En algunos casos, etiqueta un escalafón en el cual el nivel, o sub-nivel, Junior conlleva una supervisión por parte de otra persona a la que se etiqueta como Senior. Esa supervisión no se refiere necesariamente a una necesidad de controlar o aprobar el trabajo del Junior, sino que éste ejerce una responsabilidad de una parte específica del negocio, que el Senior coordina.

Pero en el mundo del desarrollo, Junior se usa con un abanico de significados dependiendo del punto de vista, que oscilan entre definir a un profesional que recién ha entrado en el mercado laboral o servir para justificar un sueldo bajo para una oferta laboral que pide tres carreras y cinco másteres, “pero de junior”.

Algunos ejemplos

El caso del junior que era senior

Cuando empecé a trabajar en un puesto con el nombre de Backend Developer me hacía gracia la etiqueta junior, porque yo tenía 49 años y ya había empezado a programar cuando algunas de las personas de mi equipo aún no habían nacido.

Obviamente me faltaba experiencia en ese tipo de empresas y equipos. Me había formado bastante bien trabajando por mi cuenta, pero me faltaba rodaje y conocimientos prácticos sobre diversas herramientas específicas. Eso, por no hablar del conocimiento del negocio, algo en lo que cualquiera que llega por primera vez siempre se encontrará perdido.

Mi juniority era bastante específica y solventable echándole horas, estudiando, preguntando y practicando, y eso sabía cómo hacerlo.

El caso del senior que era junior

Otra modalidad es la persona que con el paso del tiempo no evoluciona y se acomoda en un puesto y un conjunto de conocimientos que la convierte en inflexible. En un entorno profesional que cambia a una velocidad acelerada y con una medida de edad muy joven, puede que algunas personas se sientan amenazadas y vulnerables y elijan refugiarse en su nicho de comodidad.

A la larga, resultan un peligro para sí mismas y para el equipo. Su única arma es hacerse imprescindibles para su puesto, bloqueando información y limitando la evolución, hasta convertirse en el epicentro de una situación que o acaba en despido o dinamita el equipo.

El otro caso del senior que era junior

Si juntas un alto nivel técnico pero escasa madurez personal te encuentras con este caso. La tecnología es un campo profesional que, en algunos casos, puede favorecer este tipo de perfiles, requiriendo excelencia técnica sin tener en cuenta a la persona entera. La idea del developer “10x”, “ninja”, “rockstar” viene de ahí.

La inmadurez como persona te puede llevar a ser incapaz de trabajar en equipo, a no preocuparte ni un ápice por el negocio al que se dedica tu empresa o a no interesarte por lo que tus usuarios demandan, que no son sólo los clientes, si no también el resto de personas de otros departamentos.

Una palabra para definir muchos conceptos

Junior y Senior, en el campo del desarrollo, son etiquetas que tratan de identificar varios conceptos o varias dimensiones de las personas que no siempre van correlacionadas:

  • El desarrollo personal. El paso de las distintas etapas de crecimiento: adolescencia, juventud, madurez y vejez, así como el desarrollo de tus habilidades sociales, tu bagaje emocial y tus herramientas de conocimiento y aprendizaje.
  • La mochila de conocimientos y experiencia en tu ámbito profesional. Todo lo que has aprendido y sabes sobre tu profesión, y las herramientas con que cuentas para incrementarlo y desarrollarlo.
  • El desarrollo de la carrera profesional personal. El recorrido desde que terminamos nuestra formación básica y nos incorporamos al mundo laboral hasta que llega el momento de retirarse.
  • El desarrollo de la carrera profesional en tu empresa. Es decir, el recorrido que haces dentro de una empresa, desde que te incorporas hasta que la dejas, con lo que conlleva de aprender y comprender su negocio, sus procesos y sus dinámicas internas. Aquí se definen etapas en las necesitamos formación, en las que podemos asumir o no puestos de responsabilidad, tener o no a cargo a otras personas, coordinar con otros departamentos o equipos, entre otras cosas.

Estas dimensiones suelen ir de la mano, pero no ocurre siempre. Muchas personas recorren un camino en el que, más o menos, cada uno de esos aspectos evoluciona de una manera bastante predecible.

Del mismo modo, hay otras muchas personas para las que el recorrido en cada una de las dimensiones experimenta saltos por toda una diversidad de motivos, como personas que se incorporan a una nueva profesión, pero con una experiencia dilatada en otra; personas que comienzan precozmente en puestos de responsabilidad, y un largo etcétera.

Todo esto, hace que las etiquetas Junior y Senior sean objeto continuo de discusión y redefinición, por siempre habrá casos en los que no sirvan. Más bien habría que decir que hay unos pocos casos en los que encajan bastante bien, y el resto… pues no.

Quizá sea la hora de abandonarlas.

October 4, 2019

Etiquetas: blogtober19  

Temas

php good-practices blogtober19 testing refactoring tdd design-principles legacy misc design-patterns bdd tips python ddd tools soft-skills bbdd api sql ethics testing, swift javascript